Futuroscopias: Ciencia ficción en castellano

Portada del número 3 de Futuroscopias

Hace pocos días tuve la suerte de descubrir un proyecto nacional que aboga por publicar de forma gratuita relatos de ciencia ficción: Futuroscopias

Los que me conocéis sabéis de mi predilección por este género. Y es que siempre me ha gustado la originalidad de muchos autores a la hora de crear una excusa para hablar de temas muy serios.

No me quiero dispersar en cosas mías ya que prefiero ceñirme al motivo original de la entrada: convenceros de que le echéis un vistazo.

La revista incluye varios relatos, algunos más largos que otros pero todos de gran calidad. Personalmente destaco los dos siguientes:

Pensando a la fuerza

Más que un relato, lo calificaría como “un programa radiofónico”, y es que este texto pone en la voz de un tal Federico la crónica diaria de un día cualquiera de un año cualquiera. Bueno, cualquiera no, y es que esa mañana un individuo había sido detenido por entrar en una iglesia con la firme intención de obligar a los asistentes a… ¿pensar?.

Divertido y cruelmente real este relato no os dejará indiferentes. Y es que en ocasiones si añades a la realidad un tono fantástico, sigue siendo la dura y cruel realidad, pero más entretenida. Antonio Morera ha sabido sacar punta de algo que ha todos nos ha indignado o divertido a partes iguales.

Walden III

Ese es el nombre de una comuna establecida en las salvajes y primitivas tierras de una Galicia proyectada unas cuantas décadas en el futuro. Allí, Amador Casares se erige como líder, revolucionario y pensador, comandando un movimiento rebelde que pretende ser independiente dentro de la autoridad ejercida por el gobierno central de Moscú.

Y es que nuestra Europa ya no es lo que era. Usando una invasión extraterrestre como excusa, el autor (Antonio Morera) nos deleita con las conversaciones que mantienen Amador Casares con un periodista llegado de América que pretende reflejar la barbarie de aquellos que se oponen al sistema.

A través de sus conversación conoceremos que llevó a este revolucionario a desafiar con una impresora 3D a lo que quedaba del mundo civilizado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *