Los amores de Brunilda: Un regalo en forma de 8 bits

brunilda_webCasi de casualidad encontré hace unos días que la gente de Retroworks nos ha traído para las vacaciones de Navidad el estreno mundial de “Los amores de Brunilda“: Un juegazo de 8 bits para el Spectrum 128k.

Y es que en este año en el que Sony y Microsoft nos han presentado la PS4 y la XBox One, en el que aparecen los televisores 4K, cuando ya tenemos en las tiendas el iPhone 5S, los primeros relojes con Android salen de la nada y Apple nos maravilla con un ordenador turbina, un equipo de programadores y aficionados españoles presentan un juego para un ordenador que dejó de venderse hace ya unos cuantos añitos.

¿Qué pasa?, ¿es que en España se sigue anclado en los años 80?. No, en este caso no (No me tiréis de la lengua….). Los Amores de Brunilda es una video-aventura que se lleva gestando tiempo (el proyecto nació hace unos años como aventura conversacional) y que demuestra que la Edad de Oro del Software Español tiene como legado un gran número de aficionados y profesionales cuyas raíces tecnológicas nacen en aquella mágica época en la que se empleaban instrucciones de 8 bits para crear maravillas del entretenimiento.

Y es que Los Amores de Brunilda hace honor a los títulos de los 80 y hace sonrojar a los “juegazos” actuales. He pasado 3 días entretenido cual niño que regresa del cole y merienda su bocata de nocilla mientras espera ansioso que termine de cargar el juego. Gráficos sencillos y música estridente para obligar a nuestras neuronas a poner cara a los personajes de una historia sencilla y atractiva.

Es cierto que en estos casos el elemento nostálgico pesa mucho. Pero pocos juegos desde los 32 bits me han hecho pasar un rato tan bueno. Y procurando ser justos, lo situaría entre las mejores aventuras vividas en un procesador de 8 bits.

Sea como fuere, si tu también disfrutaste de aquellas tardes mágicas frente a monitores de fósforo verde, si peleaste con tu hermano o tus padres por cinco minutos más y comentaste tus hazañas al día siguiente con los amigos del colegio, deja que la nostalgia te llene un momento, descarga un emulador de Spectrum y echa una partida a Los Amores de Brunilda. Para eso están las vacaciones, ¿o no?.

Y si el juego te gusta y lo disfrutas, recuerda que nunca está de más valorar el esfuerzo de la gente, bien como felicitación en su blog o en forma de donación.

Por cierto, esta es la primera vez que echo una partida al Spectrum, porque yo era (y soy) del Amstrad 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *